GTD como Filosofía

03 preguntas

¿Vives como piensas o piensas como vives?

La vida y el trabajo hay que  tomarlas con altura. Trabajar para obtener un ingreso es legítimo pero es no despegar. Trabajar para cumplir las expectativas de otros es entendible, pero te molestaran las cercas al  volar.  Tu vuelo es  bajo. Trabajar para contribuir de una manera única y personal a la organización a las personas  y al mundo es volar con altura. Para esto todo directivo debe tomarse el tiempo necesario para pensar, reflexionar y meditar. De hecho esta es la actividad oculta de todo directivo. Pues vivir consumido por el día a día sin pensar ni meditar es una trampa que cuesta muy caro en términos profesionales y personales.

Todo directivo  efectivo cultiva una filosofía personal y hace contribuciones valiosas a su vida y su trabajo. En este artículo describo que es esta actividad  y  presento los méritos de la metodología GTD.

 

Que es Filosofía

Una de las características de nuestra condición humana es la capacidad que tenemos de hacernos preguntas. Y nos preguntamos porque la realidad da que pensar. Estas preguntas surgen de nuestra experiencia vital.  Nos preguntamos  admirados  en una noche estrellada, al  contemplar  la persona amada o apasionados por una  causa. Pero también nos preguntamos al experimentar  situaciones como  problemas angustiantes.  Y el hecho fundamental es que nacemos  sin nuestra voluntad y moriremos  contra nuestra voluntad, tal como lo señal Fromm en su libro El Arte de Amar. Por tal motivo, parafraseando a Pascal afirmamos   que el ser humano es un pequeño punto en la inmensidad del universo, pero es un ser pensante  y su  grandeza reside en su capacidad de hacerse preguntas. En este sentido todos somos filósofos

 

Las preguntas fundamentales en la era del Conocimiento

Nuestro estar en el mundo es acotado,  tiene  un inicio y un final. Este hecho genera preguntas: ¿Que puedo saber? ¿que debo hacer? ¿Que me cabe esperar?. Estas mismas preguntas  fueron planteadas hace muchos años por Kant. Sin embargo, responder estas preguntas es una tarea vital  para cada uno, pues necesitamos encontrar nuestra propia verdad. Podemos vivir una existencia auténtica respirando a todo pulmón o podemos vivir adormeciendo nuestra conciencia  como señalaba  Kierkegaard.

El tema de Nuestro Tiempo

Para Ortega y Gasset todo tiempo tiene una misión, una tarea. Realizar esta misión significa  vivir  a la altura de los tiempos. No realizarla es vivir engañado o alienado.

Vivimos en la era del conocimiento, atrás quedo la era industrial. Nunca como ahora disponemos de tanta información, con la irrupción de la televisión satelital, de internet, del computador portátil y del IPhone, disponemos un conocimiento que jamás antes fue posible. Esto genera constantes cambios personales, sociales, científicos, tecnológicos y laborales. Pero al mismo tiempo, este mar  de información y conocimiento  que nos envuelve  marea, confunde, fragmenta. Por lo anterior, aprender a surfear en las olas de la información,  estar constantemente aprendiendo y adaptarse al cambio es el tema de nuestro tiempo.

GTD como filosofía

Dominar los hábitos de la metodología GTD es un arte personal que implica moverse adecuadamente en el mar de la información. Pero es mucho más que una técnica, es una filosofía de vida. Si bien es cierto, por lo general uno ingresa a esta metodología porque esta aproblemado, porque experimenta el trabajo como estresante o la vida personal es un caos. Al respecto es muy gráfico el testimonio de Berto Pena.  Para estos problemas la metodología GTD tiene la virtud, no solo de ayudar a resolver lo que se hace en el día a día,  sino  que tiene el poder  de vincular correctamente el hacer  con los proyectos, objetivos, propósitos y misión personal que uno quiera crear. Por esto,   esta metodología influye en el como  las personas enfrentan la totalidad de la vida y como  responden  a las preguntas fundamentales de la existencia. Esto es  lo que la convierte en una filosofía de vida.  En otras palabras, quienes practican GTD no sólo tienen un actuar consistente en el día a día con  una buena praxis, sino que intentan responder a sus preguntas vitales construyendo   proyectos y misiones  utópicas  que impregnan de  poesía y grandeza el propio actuar. Tal como señal José Miguel Bolívar, GTD te ayuda a experimentar nuevos niveles de consciencia y realidad.

Conclusión

Responder con autenticidad a las preguntas ¿quien soy?  ¿que debo hacer? ¿que puede esperar?  ¿Cual es mi contribución  a la vida, a mi organización y al mundo que me rodea? son preguntas filosóficas  que respondidas con autenticidad  nos permiten estar a la altura de los tiempos. Y para este desafío GTD te proporciona un método.

Y tú, ¿qué prefieres hacer? ¿Vivir como piensas o pensar cómo vives?

 

Anuncios
GTD como Filosofía