10 trucos infalibles para disparar tu productividad hasta las nubes

Parafraseando a Thomas Edison puedo decir: tengo la convicción que  hacer realidad el destino que sueñas requiere de un 1% de inspiración y un 99% de transpiración. Pues, hacer que las cosas sucedan significa una buena praxis con  disciplina, hábitos y contextos favorables.

En el mundo de la productividad  y efectividad personal las fórmulas para lograr tus objetivos no faltan. Teniendo presente esto, en lugar de buscar en la blogosfera  y compartir aquello que me resultase relevante, decidí buscar  en mi baúl interior aquellas cosas que de algún modo practico y me ayudan a recorrer los caminos que he elegido. Estas cosas  al día de hoy son una convicción y una praxis.

En segundo lugar tome la decisión de no comunicarme tanto con la palabra sino con la imagen. Por eso cree una infografía, (en la cual utilice casi el mismo tiempo que hubiese dedicado a escribir. Toda una paradoja).

Aquí te dejo los 10 trucos que impulsan mi efectividad día a día.

10-trucos-productividad

Si te hace sentido, por favor compartir.

Si quieres reaccionar, estaré atento a tus comentarios.

 

 

Anuncios
10 trucos infalibles para disparar tu productividad hasta las nubes

El Control y la Perspectiva son un Camino

Camino control y perspectiva“Las habilidades que usted adquirió anteriormente pueden no ser las habilidades necesarias para llegar a donde necesita ir”. (Michael Watkins)

Laboralmente comparto con directivos, de hecho soy uno  de ellos. En mi experiencia he visto como buenos profesionales han sido promovidos a cargos de mayor responsabilidad. He visto de cerca como algunos de ellos han logrado adaptarse a los nuevos desafíos y he visto como otros han fracasado. No todos logran   triunfar en el nuevo escenario al cual han sido promovidos. ¿Qué factores hacen que un buen profesional triunfe o fracase al ser promovido a un nuevo cargo?  Las respuestas son múltiples. De hecho Michael Watkins desarrolla muy bien este tema en How Manegers Become Leaders. Por mi parte en  esta entrada quiero exponer una:  Los buenos líderes están siempre  aprendiendo y adaptándose, tomando control de sus asuntos y perspectiva en su vida personal y profesional.

 

Buenas intenciones con malas elecciones

Un directivo no  puede pretender tomar buenas decisiones en los diversos contextos sólo con buena voluntad y con lo aprendido en experiencias anteriores. Actuar así puede transformar el espacio de trabajo en un terreno pantanoso del cual resulte muy difícil salir. Veamos algunos ejemplos:

  • Para un directivo un correo sin leer puede no ser gravitante. No atender en un día el correo es un problema, pero varios días sin procesar  la bandeja de entrada es  activar   bombas de tiempo a discreción.
  • Comenzar la jornada de trabajo revisando el correo es un error. Pero organizar el trabajo en la medida que se abren los correos es síntoma de falta de propósitos y de agenda personal.
  • Escuchar en una entrevista o en una reunión es correcto. No tomar nota de lo acordado es temerario.
  • Tener un cuaderno de apuntes es buena señal, no procesar la notas es peligroso . Pero no tener un sistema de seguimiento de compromisos y tareas es nefasto.
  • Tomar decisiones es bueno, decidir movido por el entusiasmo o el desánimo, por aprobación o desaprobación de los demás, no es aconsejable. Pero decidir sin tomar en cuenta el aporte que se quiere hacer en la organización es perderse en el bosque de los  diversos intereses.
  • Trabajar comprometido con el corazón y la mente es bueno. Postergar el  tiempo personal por compromisos laborales es altruista pero sacrificar sistemáticamente a la familia, la salud y otros intereses por el trabajo empobrece y apaga la alegría del alma.

 

Los desafíos del Directivo.

El día de un directivo es intensa, comienza  antes de las ocho a.m. y termina después de las 18.00 hrs. Una jornada puede llevar entrevistas, revisión de documentos, preparación de informes, reunión de equipos, llamados telefónicos, interrupciones, interrupciones e interrupciones. Sin contar la cantidad de correos electrónicos que se acumulan en la bandeja de entrada. Aquí nace el primer gran desafío del directivo: tener bajo control todos sus asuntos, siendo proactivo en los diversos frentes abiertos, distinguiendo las señales de los ruidos,  decidiendo en que asuntos va “a tomar el toro por las astas” y cuales va a delegar; que asuntos  va a dejar “incubando”, cuales serán archivados o cuales simplemente no se tratarán. El segundo gran desafío,   tiene que ver con la contribución de valor para la institución. Esto en  palabras de Peter Drucker, sería que  ellos aprendan a ser eficaces tomando buenas decisiones que impactan en la ejecución   y en  la obtención de buenos resultados para su institución.  Para esto, ellos crean y animan diversos proyectos que van dando vida y perspectiva a la institución.

 

La Efectividad se aprende

Afortunadamente la historia directiva no comienza con nosotros y hay muchos evangelistas de la organización personal, de la  gestión del tiempo, de la eficiencia  y efectividad personal.  David Allen es el padre de muchos de ellos y   lidera una metodología propia basada en la observación, acompañamiento y sistematización de sus experiencias con  directivos y ejecutivos estresados por los diversos desafíos de sus trabajos.  Este método destinado para hombres y mujeres de la sociedad del conocimiento que aspiran a tener control y perspectiva en sus vidas, tanto en lo personal como en lo profesional. Este método lo bautizó Getting Things Done (GTD) y fue el título de  su primer libro. Esto se puede traducir  como hacer las cosas. Ahora bien, este  libro de Allen fue traducido al español como Organízate Con Eficacia, Máxima productividad personal sin estrés.

Por lo anterior, habiendo un método probado no importa  que tan malas son tus prácticas de gestión personal sino cuanta disposición  tienes para desaprender de lo que sea necesario  para aprender nuevos hábitos que te alejen de la zona de confort para llevarte a la zona de aprendizaje. En otras palabras, lo importante  no es cual es tu situación actual sino cual es lugar al cual quieres llegar.

Desde que Allen publicó su libro, profesionales de distintas industrias han hecho el camino que lleva a un estilo personal con menos estrés, con mayor control del mundo personal y con mayor perspectiva en su vida.

Iniciamos un nuevo camino

Con este artículo comenzamos  una serie de publicaciones destinadas a directivos que se animan a salir de su zona de confort y están disponibles para desarrollar sus competencias personales  buscando incrementar la efectividad personal y la contribución original a sus organizaciones mediante la metodología GTD.

Imagen Camino de Santiago Flickr

El Control y la Perspectiva son un Camino

Como ser más efectivo sin estrés

Ser más efectivo

Descarga gratis nuestro primer Ebook de efectividad personal, con los artículos más leídos en el año 2015.

El Blog

El año 2015 fue el inicio del  blog Praxis y Poesía como un esfuerzo de compartir el camino personal y comunitario de un grupo de directivos de educación animados en la  cruzada de mejorar la productividad personal y grupal dada las diversas tensiones  laborales y las no pocas preocupaciones personales.

El Método

La creación del blog fue la segunda fase de un recorrido previos de cuatro años que comenzó con la lectura de Organízate con Eficacia de David Allen y que luego continúo con la elección de una aplicación comunitaria para gestionar nuestro flujo de tarea, pero que desembocó en la sintonía con una filosofía  que busca el máximo de efectividad manteniendo el control de nuestras cosas, vinculándonos con el logro de nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo. En este sentido, somos un grupo de  discípulos  de la metodología Getting Things Done (GTD) que se puede traducir literalmente como hacer las cosas. La metodología GTD transmite el evangelio que es posible vivir con intensidad el presente, exorcizando el estrés, con altos estándares de efectividad personal, sacando afuera de nuestra mente todas las preocupaciones, trasvasijándolas en un sistema confiable de trabajo afuera de nuestra cabeza. Todo esto para estar 100% disponible en el aquí y en al ahora.

La Síntesis

Cada artículo de este blog se escribió para iluminar alguna problemática de nuestro equipo de trabajo. Ahora bien, con mucha alegría les comparto nuestro primer Ebook Como Ser Más Efectivo que contiene los siete artículos más leídos  durante el año 2015.  Por ende, el orden de los capítulos no tiene una lógica temática sino que refleja las preferencias de nues tros lectores. A todos ellos gracias.

Puedes leer nuestro Ebook directamente en  la página web  en Papyrus.  O descargar Como ser más Efectivo   en el formato del lector de libros preferido para  tu tablet. 

Ser más efectivo

 

Descarga en formato PDF

Descarga en formato EPUB

Descarga en formato MOBI para Kindle

 

Ahora te toca a ti.

Este libro es semejante a una gota de agua en el océano de la información,  pero se puede transformar en un manantial,  para quien camina agobiado en el desierto del estrés laboral y personal, sin dominar el arte de la efectividad. Con este anhelo te invitamos a  compartir este  libro en tus redes.

 

Como ser más efectivo sin estrés

El Secreto de las Personas Altamente Efectivas

secreto

En una sociedad tan competitiva y exitista la efectividad personal  es la llave que puede abrir la puerta de la productividad y la realización personal. Ella nos permite integrar de manera equilibrada  lo laboral, familiar y personal. Por lo tanto,  quien desarrolla esta competencia    puede obtener muchos  beneficios,  pero quien la ignora probablemente no logrará  progresos significativos ni en  lo personal ni en lo laboral y, lo mas probable, es que termine siendo un “ladrillo más en la pared” de la gran ciudad.

Los contenidos de este post son los  siguientes:

  1. Contexto de efectividad:
    • Cambió la riqueza;
    • Cambió el trabajo;
    • Cambió la productividad.
  2. Los secretos de las personas altamente efectivas:
    • La falsa ilusión de éxito.
    • Un gran secreto
    • Responder las preguntas fundamentales
    • Acrecentando el espacio interior.
  3. Ahora te toca a ti.

CONTEXTO DE EFECTIVIDAD

Cambió la riqueza.

El contexto de la efectividad son los cambios  tecnológicos, económicos y sociales. Si en la edad media, un predictor de la riqueza  eran los activos tangibles como la posesión de tierras, en nuestra era la riqueza se mide  en  activos intangibles como  es la creación de conocimiento. Como prueba de esto basta constatar que las empresas  mas valiosas en nuestra cultura occidental  tales como , Apple, Microsoft y Google entre otras,  lograron su riqueza  no por sus tierras o los títulos nobiliarios de sus dueños. Al contrario, lograron su riqueza gracias a su innovación y emprendimiento,  crearon conocimiento y valor  para todos nosotros.

Cambió el trabajo.

Por otra parte, la naturaleza de nuestro trabajo ha cambiado, si en la época industrial  el obrero ofrecía su fuerza de trabajo para producir bienes  ejecutando procesos de manera mecánica optimizando  los tiempos  de producción. Aquí Taylor fue el gurú de la productividad. Ejemplo de lo anterior, es el obrero de una línea de producción de automóvil, cuyo trabajo consistía en hacer ciertas rutinas de la misma manera, en cierto tiempo y con la menor cantidad de errores. En la actualidad, nuestro paradigma es el de la sociedad del conocimiento acuñado por Drucker, en donde el conocimiento sustituye a la mano de obra, a las materias primas y al capital como fuente más importante de productividad y riqueza. Así surge el trabajador del conocimiento.

Cambió la productividad.

Ahora bien, dada nuestro  cambio de paradigma la competencia clave en nuestra sociedad del conocimiento es la efectividad personal. Esto es pasar de ser un espectador a actor principal en la obra de la vida ,  controlando el presente y diseñando el futuro, Esto es más que  productividad personal que nos permite ser eficientes y tener bajo control nuestros asuntos. Es más que la eficacia personal logrando nuestros objetivos. La efectividad  personal es la competencia personal que nos permite mantener el equilibrio entre el control de nuestros asuntos mientras movemos las fronteras de lo posible.

LOS SECRETOS DE LAS PERSONAS ALTAMENTE EFECTIVAS.

Si comparo la efectividad personal con nuestro cosmos diré que la efectividad es una estrella al rededor de la cual orbitan muchos planetas. En este post voy a dar cuenta de uno de sus muchos “planetas”. El primer secreto de la efectividad es  cultivar el propio ser.

La Falsa ilusión de éxito.

Para entender porque cultivar el propio ser es un gran secreto hemos de tener presente que nuestra cultura occidental no nos enseña a cultivar la propia identidad. Al contrario nos seduce con modelos estereotipados de éxito.  Constantemente estamos bombardeados de mensajes en los medios de comunicación  que nos ilusionan con un éxito casi inmediato, con poco esfuerzo y alto beneficio. Cuerpos esculturales tomando el producto A o B. Estrellas mediáticas del fútbol, la música o el cine rodeadas de fama .  Y para que decir las fórmulas  casi mágicas de obtener dinero. Lo  que los medios no nos cuentan es que por lo general   el éxito es la cima de un camino de esfuerzo, disciplina y dedicación. Sólo en el diccionario la palabra éxito esta antes que trabajo. Por otra parte, el deseo legítimo de triunfar requiere tiempo y perseverancia. Pensemos en los formación  inicial de medicina, por ejemplo, son a lo menos cinco años para ejercer una profesión. ¿Qué pasaría si por la pasión por ayudar a los demás los alumnos de medicina estudiaran la mitad de los años? ¿cuantos errores cometerían? Su ayuda sería un desastre  y  perderían la confianza de la comunidad. Repito, sólo en el diccionario la palabra éxito esta antes que trabajo.

Un gran secreto: Ser para hacer

Cuando tenía 22 años, me estaba formando para el ministerio sacerdotal en la Congregación Salesiana, deseoso de trabajar a favor de los más necesitados. En la semana estudiaba filosofía y los fines de semana trabajaba en Centro de Menores. En mi comunidad nos quejábamos   por el poco tiempo que nos dejaban para hacer apostolado. En esta comunidad  conocí a un octagenerio   sacerdote, llamado Guillermo Quiroz, quien nos compartía su secreto   de la vida apostólica: ser para hacer. Y luego nos señalaba que el alma del apostolado era la interioridad. Con esto nos quería decir que la impaciencia no era buena consejera  y que lo mejor que podíamos hacer por nuestro apostolado era estudiar, estudiar y estudiar. Ya vendrán  tiempos para hacer muchas cosas. La verdad es que esto me sonaba  a justificación para limitar nuestro servicio comunitario.    Pero  bueno, ya han pasado muchos años que dejé el ministerio y ahora me  me doy cuenta que él tenía toda la razón,  pues gracias a mi formación  he podido hacer cosas que ni siquiera había pensado. Considero que este consejo que recibí al inicio de mi formación “ser para hacer”, es válido para todos y ahora te lo comparto para que puedas obtener sus beneficios.

Por esto, tanto en la formación profesional en una casa de estudios, como en la formación del carácter al interior de la familia  y en el desarrollo de proyectos vitales  es necesario cultivar el ser antes que el hacer, desarrollando las potencialidades, acrecentando el saber, fortaleciendo la voluntad para dejar huella. ¿Pero cómo se cultiva el ser?

Responder las  preguntas fundamentales

Cada uno de nosotros en el algún momento debe responder a la preguntas fundamentales de la vida: ¿Quien soy? ¿Que sentido le voy a dar  a mi la vida? ¿Cuál será mi aporte al mundo? Responder auténticamente estas preguntas permite crear un propósito para   hacer lo que es correcto, lo que  apasiona, lo que  da fuerzas para luchar contra la adversidad y hacer realidad los sueños.   En este contexto, Nietzsche decía “quien tiene un porque casi siempre encontrará un como“. Teniendo este porque el estudio profesional  o el trabajo pasan a ser la expresión de nuestro ser. Sólo un ejemplo para ilustrar este punto.  Tiempo atrás, conocí en Santiago  a un músico de profesión abogado. Me contaba que estudió derecho por la influencias de sus padres pero su pasión era el piano. Pero ya que había dado el gusto a sus padres estaba ahorrando para estudiar en el Conservatorio de Música.  Y eso hizo, renunció a su trabajo, tomo sus maletas y viajó a Italia a probarse en el Conservatorio. Dio su examen,  fue aprobado  estudió piano. Él fue capaz de responder auténticamente a la pregunta del sentido de su vida y luego hizo lo correcto.

En este contexto, las palabras de Steve Jobs son una invitación provocadora para responder las preguntas fundamentales con autenticidad.

“No os dejéis atrapar por el dogma que es vivir según los resultados del pensamiento de otros. 

No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior.

Y lo más importante, tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición.

De algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser.”

(Steve Jobs, Discurso Universidad de Stanford, 2005)

Acrecentando el espacio interior. 

Pero cultivar el propio ser  no viene en ningún programa y es un arte que se aprende. Tiene  tiene que ver con desarrollar tu inteligencia emocional con el  ser capaz de escuchar tus emociones, estar atento a tus sueños despiertos,  a los pequeños o grandes descubrimientos personales, a lo que te dicen las personas que te quieren bien. Esto es  una tarea vital. Discernir para tomar decisiones auténticas es  una habilidad básica para la efectividad. Para esto, es necesario  entrar al santuario de la propia  conciencia para escuchar la voz interior y  permitirte ser uno mismo, todo uno mismo y nada más que uno mismo.  Se trata de cultivar el propio  ser  evitando los complejos de superioridad o inferioridad. Se trata de  escuchar al corazón y a la intuición, tal como señalaba Steve Jobs en su discurso en Stanford.

 

AHORA TE TOCA A TI.

Recuerda que no existe verdadera efectividad sin autenticidad,  ni  autenticidad sin escucha del propio ser. Por lo anterior te invito a cultivar tu mundo interior. Bloqueando  tiempos para ser, en la mañana o en la tarde,  o en los fines de semana con alguna de estas sugerencias:

  • leer un buen libro.
  • Escribir en un diario.
  • Escuchar tus emociones.
  • Meditar
  • Orar
  • Escuchar música
  • Caminar
  • Andar en Bicicleta

Ahora bien, si esto para ti es una nueva rutina te invito a que comiences con períodos cortos de prueba, una semana o un mes. De modo que vayas evaluando tu avance. Puedes registrar tus compromisos en un diario o en una aplicación como Coach.me. ¡Hoy es un buen día para comenzar!

Si este artículo te ha gustado, deja tu comentario. Y si crees que a alguien más le puede ayudar no dejes de compartirlo. Gracias.

El Secreto de las Personas Altamente Efectivas

Mejora tu Efectividad, Fortalece tu Sentido

 

picar piedras construir catedral

¿Qué sentido tiene hacer lo que haces ?

Un  cuento tradicional nos ilustra el fondo de la pregunta.

Un transeúnte se detuvo un día ante una cantera en la que trabajaban  tres compañeros. Pregunto al primero:

-¿Qué haces amigo? Y este respondió sin alzar la cabeza:

-Picando piedras.

Preguntó al segundo:

-¿Qué haces amigo?

Y el obrero acariciando el objeto de su tarea le dijo.

-Ya lo ves, estoy tallando esta hermosa piedra.

Preguntó al  tercero:

-¿Qué haces amigo?

Y el hombre, alzando los ojos  llenos de alegría exclamó:

-¡Estamos   edificando una catedral!
Si hacemos una analogía entre este cuento y nuestro trabajo.  ¿qué respuesta daríamos?

¿Estamos picando piedras o construyendo una catedral? Si nuestra respuesta se acerca más a la primera es una señal que nuestra visión es débil.

No podemos pretender tener éxito en lo laboral si en  personal no hay un sentido por el cual valga la pena el  esfuerzo y la resiliencia. Pretender trabajar sin tener un sentido trascendente es equivalente a una actividad de  picar piedras. Y lo que sería  peor, hacer del trabajo una proyección de  frustraciones personales, lo convertiría en un espacio para “patear piedras”.

En la metodología GTD, la productividad personal se aborda desde dos dimensiones: control y perspectiva. Por un lado, el control permite el dominio de la situación actual y favorece el logro de resultados con el buen uso de los recursos.  Es decir,  el logro de la eficiencia personal. Por otra parte, la perspectiva permite  el logro de los objetivos a corto, mediano y largo plazo. Es decir, logro la eficacia personal.

Ahora bien, dando por supuesto la eficiencia y la eficacia personal, hay un dimensión que  enriquece la praxis en la productividad personal. Esta dimensión es el sentido y la trascendencia en lo que hacemos. Fue Viktor Frankl quien levanto su voz para señalarnos que  la búsqueda de sentido es una de las tareas claves de nuestra existencia. Pues, podríamos tener todos los medios, incluso la fama y el éxito social, pero sentirnos vacíos por dentro.  Lo primordial es estar dirigido o apuntando hacia algo o alguien distinto de uno mismo. Hacia un sentido que cumplir, una causa a la cual servir, o una persona a la cual amar, eso es lo que da verdadero sentido a la vida.

Encontrar el propio sentido tiene tremendas consecuencias para nuestra productividad. Pues, podríamos trabajar como obreros en una cantera con el único objetivo de ganar dinero para comer y vestirnos. Pero también podríamos  trabajar en la misma cantera con la ambición y la pasión de construir una catedral. En otras palabras,  trabajar es una actividad  que no sólo nos permite lograr los objetivos de una institución, y los objetivos personales. Además nos permite trascender y construir algo mucho más grande que una piedra bien tallada.

 

Artículos Relacionados.

GTD Básico: Trabaja con perspectiva

Perspectiva GTD: propósito y principios

Mejora tu Efectividad, Fortalece tu Sentido

Aumenta tu productividad: ¡Enfócate!

Enfoque

Focalizarse  resulta todo un desafío en ambientes laborales cada vez más dinámicos, por el poder da la información a través de internet. Nuestros ambientes están saturados de estímulos que nos bombardean constantemente a través de nuestros dispositivos móviles o computadores . Súmense a lo anterior las constantes interacciones e interrupciones con clientes, jefes y compañeros de trabajo. Todo lo anterior nos dispersa y perfectamente puede llenar una agenda semanal sin atender los compromisos o laborales, ni lograr las metas personales. En este escenario somos un velero que navega de acuerdo al viento de la jornada

En un escenario más optimista, ya se han sorteado algunos obstáculos y se ha progresado  en el camino de la efectividad implementando  un método como GTD . Por lo tanto, ya   tienes cierto control sobre los diversos requerimientos que van ingresando a tus diversas bandejas de entrada. Y además puedes tener la virtud de organizar tu trabajo en torno a los diversos contextos donde te mueves. Sin embargo, por muy domesticada que tengas tu aplicación de tareas esto no te libera del problema de la dispersión, si no logras tomar buenas decisiones en terreno  para terminar aquellas tareas vinculadas a tus objetivos personales o laborales más trascendentes.  ¿Para que haces lo que haces? ¿cuales son tus propósitos? nos podría preguntar un coach en su afán de generarnos algún quiebre en nuestro contexto de obviedad.

El enfoque es la incógnita faltante para resolver correctamente la ecuación dispersión versus productividad, tanto para el neófito como para el iniciado. Lograr enfoque significa  estar concentrado por un lapso  razonable sin interrupciones en la tarea más importante.   Gray Keller en su libro ONE thing defiende con fuerza este principio declarando el bloqueo de tiempo como su herramienta favorita. Él señala que en su rutina de trabajo bloquea las primeras cuatro horas de su jornada y con esta simple medida ha logrado resultados extraordinarios.  Ahora bien, esto nos puede resultar extremo dado los ambientes  en los que  trabajamos. Sin embargo, tiene toda la  razón al cuidar los momentos de enfoque al comienzo de nuestra jornada. Por lo anterior cultivar diariamente momentos de enfoque,   desde los  25 minutos  hasta un par de horas,  puede ser es el  mejor hábito que podamos   adquirir en el camino de la productividad, cuando nos organizamos en torno a proyectos. Entendiendo por proyecto cualquier cosa que queramos realizar que para lograr su resultado requiere de dos o más acciones, tal como la define el mismo

Trabajar con enfoque bloqueando tiempo no es fácil  implica una gran disciplina y perseverancia  para que las cosas ocurran. Pues bloquear el tiempo es solo el inicio de una gran batalla interior. Si bloqueas tu tiempo con 25 minutos o dos horas en un proyecto, en el supuesto de tener todos los recursos disponibles para el trabajo  y  en el supuesto de comenzar  ¿que hacer con las notificaciones del computador, del teléfono? ¿que hacer con las interrupciones del jefe o de los compañeros de trabajo? ¿que hacer con los pensamientos que surgen en la mente? Tal vez, contestar  correos, conversar largo y tendido con los compañeros o divagar con la  mente en las vacaciones de fin de año,  sería la alternativa de navegación más espontánea en el mar de  la dispersión. Ante estas situaciones es donde  focalizarse se transforma en hábito y virtud gracias al temple personal que es capaz de producir resultados extraordinarios en el crisol del tiempo bloqueado,  alimentado con  el fuego de la concentración, dejando afuera  las distracciones  de mensajes, notificaciones e interrupciones.

En nuestros ambientes competitivos y cambiantes, trabajar en torno a proyectos bloqueando tiempo mejora considerablemente tus resultados, pues la productividad personal es ante todo  cuestión de enfoque.

Artículos Relacionados.

¿Qué es GTD?

GTD: La productividad personal es cuestión de enfoque

LÚ UNICO. La sencilla y sorprendente verdad que hay detrás del éxito

GTD básico: ¿Como se gestionan los proyectos?

Aumenta tu productividad: ¡Enfócate!

Se productivo…medita.

Meditación

 

En la actualidad gestionar adecuadamente los compromisos laborales y personales es una competencia muy valorada dado los altos niveles de estrés que las personas deben enfrentar . En este sentido la metodología GTD es una buena metodología para enfrentar el desafío y aumentar la productividad. Sin embargo, a no pocas personas les parece una metodología compleja y abandonan el camino al poco andar. Ahora bien, logro comprender este abandono pues, para ser efectivo no basta la buena voluntad, es necesario tener la capacidad. Usando una analogía, si tu computador no tiene un buen procesador y  cierta memoria RAM difícilmente correrán algunos programas. Del mismo modo, si tu cerebro no tiene cierto entrenamiento difícilmente lograras ciertos hábitos.

La meditación es un buen entrenamiento para tu mente y cuerpo,   conlleva  muchos   beneficios,  siendo uno de ellos  aumentar tu productividad personal. Por lo tanto, un buen camino para mejorar el diario vivir es aumentar tu capacidad interior a través de la meditación.

Esto lo saben los científicos quienes  han demostrado que la meditación mejora tu cerebro, la memoria y la concentración. También ayuda a controlar la ansiedad y a tomar mejores decisiones.  Baja el estrés y mejora el sistema inmunológico. Ayuda a una mayor sensación de bienestar e incrementa tu sabiduría y perspectiva.

Por lo tanto, no es de extrañar que algunas  empresas como Google, Bridgewater y General Mills,  incorporen la meditación entre sus prácticas para mejorar las funciones ejecutivas, el pensamiento más resuelto y la toma de decisiones más clara.

En definitiva, si anhelas llegar a nuevos niveles de efectividad personal y tienes problemas para incorporar una metodología como GTD, la meditación es uno de esos caminos que incrementarán tu espacio interior generando más capacidad para enfrentar el día a día y aumentará tanto tu  control como perspectiva ante la vida.

Artículos Relacionados.

10 razones científicas de porque comenzar a meditar hoy

Descubre los beneficios que recibes cuando aprendes a meditar

Empresas fomentan la productividad con meditación

¿Por qué meditar aumenta tu productividad?

Se productivo…medita.